Miami.- El hábitat natural de los arrecifes coralinos de la costa sureste de Florida experimenta una enfermedad “amplia” bacteriana que afecta especialmente al denominado “coral pedregoso”, y los científicos estudian métodos para su repoblación, informó el Santuario Marino Nacional de los Cayos de Florida.

Esta enfermedad de probable origen bacteriano puede “transmitirse de un coral a otro” por la propia circulación de la corriente marina y, desde 2018, afecta a casi toda la totalidad de la costa este del estado de Florida, según un reciente simposio celebrado en Cayo Hueso, en el extremo sur del estado.

Los investigadores intentan identificar los patógenos potenciales de esta enfermedad y su posible relación con los factores ambientales, así como las características de las colonias de coral pedregoso enfermas y aquellas resistentes al brote bacteriano.

Preocupa a los expertos su “amplio rango geográfico, su duración, rápida progresión y altas tasas de mortalidad, así como el número de especies (coralinas) afectadas”, explicó el santuario, dependiente de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

SHARE

Leave a Reply