Alemania reporta otros 348 muertos por la covid y supera los 30.000 fallecidos

0
13
377459

CORONAVIRUS ALEMANIA

Berlín, 28 dic (EFE).- Las autoridades alemanas reportaron este lunes otras 348 víctimas mortales del coronavirus en 24 horas, con lo que se han superado los 30.000 fallecidos con o por la covid-19 en la pandemia, al alcanzarse un total de 30.126 muertos.

De acuerdo con los datos del Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en Alemania, el número de contagios verificados en las últimas 24 horas fue de 10.976. Esta cifra es, sin embargo, incompleta, ya que en los festivos se realizan menos test y no se computan tampoco todos los datos.

El máximo de contagios en un día se registro el viernes 18 de diciembre, con 33.777, mientras que el de fallecidos fue el pasado miércoles, con 962. En los tres festivos navideños, más el domingo, el cómputo fue parcial, por lo que se temen cifras de nuevo muy altas a mediados de semana.

El total de positivos en toda la pandemia se sitúa en 1.651.834 -de los cuales, 1.255.700 son pacientes recuperados-.

La incidencia acumulada en siete días, por 100.000 habitantes, se sitúa en 157,8 casos -el máximo se marcó el martes pasado, con 197,6-. Este descenso se atribuye también a la ralentización en el cómputo de datos. A partir de 50 casos semanales por esa cifra de habitantes considera el RKI que se está en zona de riesgo.

El factor de reproducción (R) que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores se sitúa en el conjunto de Alemania en 0,83, lo que implica que cada cien infectados contagian de media a 83 personas.

Alemania se encuentra desde el 16 de diciembre bajo drásticas restricciones en la vida pública y con las escuelas cerradas, lo que se prolongará al menos hasta el 10 de enero.

Desde mediados de mes están cerrados los comercios no esenciales -aunque siguen abiertas tiendas de alimentación y demás productos de uso diario, ópticas y ortopedias, farmacias, bancos, correos, gasolineras y, en algunos estados, las librerías.

A principios de noviembre se habían cerrado ya el ocio nocturno, la vida cultural -desde museos a salas de conciertos, cines y teatros- y la gastronomía -bares y restaurantes solo pueden vender comida para llevar.