Al ritmo del corazón

0
5

• Serie de cine en español presenta ‘Candelaria’,  una celebración de las posibilidades románticas y eróticas de la vejez.

Por Giovanna Torres|cinecasual.com

Charlotte, NC.- Corre la década de los 90 en Cuba. Víctor Hugo y Candelaria viven sus días en la monotonía obligada de una isla que se hunde entre bloqueos, hambre, tabaco y ron. Un día Candelaria encuentra una cámara de video con la que ambos empiezan a redescubrir su sexualidad y a escribir un capítulo atrevido en su historia de amor ¡a los 70 años!  

De eso va ‘Candelaria’, la tercera y próxima proyección de la serie de cine latinoamericano Cine Casual Film Series, y la cual su director describe como una tragicomedia a ritmo de son cubano. 

“Si aún estás aquí…es porque nuestro final será más extenso que nuestra propia vida. ¿Lo disfrutamos?”. Eso dice uno de los personajes de esta conmovedora historia, la cual, a pesar de sus protagonistas ser una pareja envejeciente, no cuesta mucho trabajo identificarse con ellos; y es que llegar a viejo con una persona que te ame es la idea cuando se encuentra la pareja con la cual decidimos compartir el resto de nuestros días. Sin embargo, las calamidades del día a día, las necesidades y la monotonía se pueden apoderar de las relaciones, y a veces la decisión de permanecer juntos es más resultado de la inercia. Este es el preámbulo en el cual encontramos a Candelaria (Verónica Lynn) y Víctor Hugo (Alden Knight), una pareja de adultos mayores en medio del ir y venir de La Habana, Cuba.


El director colombiano Jhonny Hendrix (en el centro) junto al equipo de Cine Casual, Giovanna Torres y Alexander Piñeres, en el Festival de Cine Internacional de Panamá.

Más allá de la monotonía de una pareja que lleva mucho tiempo junta, el contexto de las vidas y dificultades de Candelaria y Víctor Hugo es establecido en gran parte por el cambio drástico en la isla al principio de los años 90, el embargo y la crisis económica dada la desintegración de la Unión Soviética. Pero el giro inesperado en sus vidas se da con la cámara de video que Candelaria encuentra en el hotel donde trabaja. Con este nuevo artefacto tan especial, no solo se ven y se graban, sino que redescubren emociones, se vuelven a tocar y a enamorar en el último capítulo de sus vidas, lo cual Víctor Hugo afirma cuando en medio de grabar a Candelaria se pregunta: “¿Cuándo diablos dejé de verte?”

Enamorado de la vejez

La película le valió al director colombiano Jhonny Hendrix Hinestroza el premio al mejor director en Venecia (Italia), donde el jurado la describió como “una de esas raras películas que transmiten bondad y calidez a la audiencia mostrando de forma poco convencional el redescubrir del amor de una pareja de ancianos que luchan por sobrevivir en Cuba.” 

La actriz cubana Verónica Lynn, quien protagoniza el filme, ha destacado que “Candelaria es como Cuba, pues revela fortaleza (…) Es una mujer a quien la vida la maltrata, las circunstancias y el paso cronológico de los años, pero hay algo que hace que saque fuerza y asuma lo que le depara la vida cada día.”

Sobre la afinidad con esta temática y tener protagonistas ancianos, Hendrix nos comentó que le gusta el tema no porque la vejez le asuste, sino porque la vejez lo enamora. “Siento que cuando una ya vivió es cuando uno descubre para que berracamente está aquí en este mundo y empieza a quitarse las aristas que lastiman, y empiezas a vivir, cuando no tienes nada es cuando empiezas a tomarle valor a las cosas,” comentó a Cine Casual el director nacido en Chocó. “La película me sanó; después de ella soy otro ser humano. Al equipo y a mí nos hizo ver el amor de manera distinta,” añadió. 

Leave a Reply