Ramaphosa no tolerará violencia en Sudáfrica por el encarcelamiento de Zuma

0
11
590469

SUDÁFRICA PROTESTAS

Johannesburgo, 11 jul (EFE).- El presidente de Sudáfrica, Cyril Rampahosa, deploró hoy las protestas violentas de los últimos días tras por el encarcelamiento de su antecesor, Jacob Zuma, por desacato y avisó de que “no tolerará actos de criminalidad”.

“Quienes estén involucrados en actos de violencia serán arrestados y procesados”, subrayó Ramaphosa en un mensaje dirigido a la nación sobre la evolución de la pandemia de covid-19 en el país, pero en el que también abordó los disturbios de este fin de semana en la provincia oriental de KwaZulu-Natal (KZN) y en Johannesburgo.

“Propiedad ha sido destruida. Automóviles han sido apedreados. Se ha intimidado y amenazado a personas, y algunas incluso han resultado heridas. Estos actos ponen en peligro vidas y dañan nuestros esfuerzos por reconstruir la economía”, advirtió.

El jefe del Estado, que ya llamó a la calma y condenó la violencia este sábado, pero en términos más suaves, se refirió a este problema después de que la Policía informara hoy de que detuvo a al menos 62 personas este fin de semana en KZN y Johannesburgo.

Los incidentes violentos empezaron este viernes en KwaZulu-Natal, donde nació el expresidente Zuma, tras entregarse éste el miércoles por la noche a las fuerzas de seguridad para ingresar en prisión por desacato, y se extendieron el sábado a Johannesburgo.

En Johannesburgo, la ciudad más grande de Sudáfrica, fueron arrestadas 25 personas, 16 de ellas “por violencia pública también vinculada al tiroteo de un policía que fue trasladado de urgencia al hospital para recibir atención médica urgente”, indicó la Policía, al precisar que “otros dos policías sufrieron heridas leves”.

El pasado miércoles por la noche, Zuma se entregó “in extremis” a la Policía para ir a prisión, después de que la semana pasada el Tribunal Constitucional le condenara a quince meses de cárcel por desacato al haberse negado a declarar por corrupción.

En su alocución, Ramaphosa recalcó hoy que, “desde el advenimiento de la democracia (en 1994), instituciones como el Tribunal Constitucional han estado a la vanguardia en la mejora de la vida de los sudafricanos”.

“El imperio de la ley -aseveró- salvaguarda contra el abuso de poder. El imperio de la ley protege a los pobres y los vulnerables”.

El mandatario también enfatizó que “es motivo de preocupación para todos los sudafricanos que algunos de estos actos de violencia se basen en la movilización étnica”, en aparente alusión al pueblo zulú, el mayor grupo étnico del país y del que procede Zuma.

“Esto debe ser condenado por todos los sudafricanos a toda costa, ya que somos una nación comprometida con el no racismo y el no tribalismo, respaldada por la diversidad y la unidad de toda la gente de Sudáfrica, independientemente de su idioma, cultura, creencias religiosas y raza”, agregó Ramaphosa.

Zuma se ha convertido en el primer expresidente sudafricano de la era democrática en ser encarcelado desde el fin del sistema segregacionista del “apartheid” (1994).

El exmandatario, de 79 años, fue condenado el 29 de junio por el Constitucional por no acatar órdenes judiciales que le obligaban a testificar en una investigación sobre la amplia corrupción ocurrida presuntamente durante su presidencia (2009-2018).

El polémico exgobernante considera que esa investigación -conocida como la “Captura del Estado”- y el juez que la lidera (Raymond Zondo) buscan destruir su legado.

Por eso, Zuma -forzado a dimitir en 2018 por su propio partido, el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), en medio de numerosos escándalos- ignoró las citaciones incluso después de que el Constitucional remarcara que eran obligatorias.

590469590469