La fiscal general de Florida, Pam Bondi, ordenó la investigación de las siete  diócesis católicas del estado y animó a las víctimas a denunciar sus casos a través de una página web especialmente creada para ese fin.

Por Mayra Arteaga | [email protected]

San Agustín, FL.- Los más de mil casos de abuso sexual  por parte de sacerdotes que fueron hechos públicos en Pennsylvania hace un par de meses, salpicaron en la Florida, donde al menos unas 15 personas han denuncado ante las autoridades haber sido víctimas.

En una conferencia de prensa celebrada en Tampa este jueves 4 de octubre, la fiscal general del estado, Pam Bondi, dijo que su oficina ha recibido las denuncias de 15 personas que fueron abusadas en el pasado por sacerdotes católicos.

Ante los hechos, la fiscal incitó a las personas a denunciar, si es que han sido o son víctimas de abusos sexuales en sus respectivas parroquias.

“Tenemos razones para creer que en Florida vamos a encontrar historias similares a las que se han reportado en Pennsylvania”, dijo la funcionaria, agregando que para agilizar el proceso y cuidar la confidencialidad de los potenciales denunciantes, su oficina ha creado una página web en la que pueden hacer sus reportes.

“Cualquier sacerdote que explote de su posición de poder y confianza para abusar a un niño es una desgracia para la iglesia y una amenaza para nuestra sociedad”, destacó Bondi.

La investigación ordenada por Bondi este jueves también fue extendida a todas las organizaciones e instituciones que tienen acceso, directa o indirectamente, a niños y adultos en situaciones de vulnerabilidad.

Apoyará el proceso

En un comunicado girado a los medios este jueves, el obispo de la Diósesis de St. Agustín, Felipe Estévez, dijo que cooperará completamente con el proceso que busca iniciar la fiscalía estatal.

“Este ha sido un periodo muy doloroso para todos los católicos. Espero que el resultado de la investigación y otros actos de transparencia de las diócesis de Florida traigan confianza a la Iglesia. Nuestras metas son similares, de garantizar a seguridad de los niños y adultos vulnerables y prevenir el abuso de perpetradores que sirven en nuestro ministerio”, dijo el obispo Estévez.

En el comunicado se explica que desde  1989 la diócesis inició un proceso para reportar y revisar los sospechosos de abuso por parte del clero y el personal de la Iglesia.

“Las denuncias de abuso sexual se tratan de manera inmediata y exhaustiva, brindando atención pastoral a las víctimas y sus familias. Tenemos una política de tolerancia cero para garantizar que las denuncias se informen a las autoridades y que cualquier persona que haya cometido abusos sea confrontada de manera rápida y justa”, destaca el comunicado de la Diócesis de St. Agustín.

“Prometo esfuerzos continuos para proteger a aquellos que no pueden protegerse a sí mismos. Debemos actuar en nombre de las víctimas de abuso y sus familias para traerles el amor, la sanación y la luz de Cristo”, dijo el obispo Estévez.

La autoridad clerical hizo un  llamado a las personas en la  comunidad para que se pongan en contacto con las autoridades locales si han sido abusados o si saben de abuso. “Si por alguna razón no se siente cómodo con la ayuda de la Iglesia, podemos comunicarnos con los servicios comunitarios apropiados llamando a nuestro Coordinador de Asistencia a las Víctimas al (904) 208-6979”, agregó.

No revelaron casos

Pese a que tanto la fiscal como el obispo Estévez  coinciden en hacer una investigación exahustiva, ninguno de los dos lados dio a conocer si efectivamente en  la Diócesis de St. Agustín se han registrado denuncias de abuso sexual.

“No voy a emitir ningún comentario para no entorpecer el proceso investigativo de la fiscalía”, declaró Estévez en el comunicado.

Para denunciar abusos

Fiscalía General de Florida

MyFloridaLegal.com/StopAbuse

(Denuncia de abusos de la Iglesia Católica u organizaciones)

Diósesis de St. Agustín

Coordinación de Asistencia a Víctimas

(904) 208-6979.

SHARE

Leave a Reply