Al Kazemi viaja a EE.UU. con la retirada de tropas de combate sobre la mesa

0
2
605392

IRAK EEUU

Bagdad, 25 jul (EFE).- Una delegación iraquí encabezada por el primer ministro Mustafa al Kazemi dejó hoy Bagdad para viajar a EE.UU. en una visita oficial para reforzar las relaciones bilaterales y con un plan sobre la mesa para la retirada de tropas de combate estadounidenses de Irak.

Al Kazemi aseguró que el viaje se enmarca en los esfuerzos del Irak por “consolidar una estrecha relación con Estados Unidos, basada en el respeto mutuo y la cooperación bilateral en diversos campos”, según un comunicado emitido este domingo por la oficina del primer ministro iraquí.

Además, se apunta en la nota que la visita es la “culminación” de numerosos “diálogos estratégicos” con el objetivo de “organizar la relación existente de seguridad con EEUU”, país que mantiene hasta el momento una presencia militar en el país árabe que proveen un apoyo asesor y logístico en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

En el comunicado, Al Kazemi no menciona directamente el plan que se estaría ultimando, según medios estadounidenses, por el que las fuerzas de EEUU retirarán sus tropas de combate del territorio iraquí para finales de año, pasando a tener solo una presencia asesora.

EE.UU. e Irak pretenden anunciar este cambio mañana, lunes, después de que Al Kazemi visite la Casa Blanca para reunirse con el presidente de EEUU, Joe Biden.

El acuerdo marcaría otro cambio en la presencia militar de EE.UU. en Irak, que se prolonga desde hace 18 años, y se produce solo unos días después de que Al Kazemi afirmara que su país ya no necesita a las fuerzas estadounidenses.

Este paso aliviará la presión sobre el líder iraquí por parte de las facciones chiíes que rechazan la presencia militar estadounidense y los cuales han sido acusados de atacar las bases de la coalición internacional, capitaneada por Washington, en los últimos meses.

A principio de 2020, el Parlamento iraquí aprobó una resolución para exigir al Ejecutivo la salida de todas las tropas extranjeras del país, en especial las estadounidenses, algo que nunca se ha llegado a aplicar hasta el momento.