Agua María Espínola mira a Tokio desde las rutas paraguayas de Sapucai

0
5
503242

OLIMPISMO TOKIO 2020

Asunción, 28 abr (EFE).-Agua María Espínola, la primera ciclista de Paraguay en clasificarse para unos Juegos Olímpicos, se prepara para Tokio pedaleando por las rutas de su país tras ponerse a punto en los pasados entrenamientos y carreras en España con su equipo, el Massi Tactic Woman Team de Girona (Cataluña).

La ciclista, de 25 años, y la primera deportista del país sudamericano en obtener el billete a Tokio junto al veterano Derlys Ayala (maratón), dijo este martes que ese calendario en España fue vital para adquirir y mantener el ritmo necesario para una cita olímpica.

“Lo más importante fue que tuve la oportunidad de competir y enfrentarme a las competidoras con las que probablemente voy a competir en Tokio, así que puedo tener ya una idea de lo que necesito trabajar. Para mí fue muy productivo tener este bloque de carreras con ellas” dijo Espínola, citada en un comunicado de la Secretaria Nacional de Deportes.

A su regreso a Paraguay, hace tres semanas, la atleta se estableció en Sapucai, a unos 90 kilómetros de Asunción, un lugar de naturaleza privilegiada y rodeado de cerros en cuyas rutas está entrenando.

“Me mudé a Sapucai porque es un buen lugar para entrenar (..) “Evito mucho contacto y entreno mayoritariamente sola. A veces eso hace que las horas sean más largas, igual agradezco estar sana y poder estar haciendo lo que me gusta”, añadió.

Alejada de su familia, y con el condicionante de la pandemia, la ciclista dijo apostar en sus rutinas por la “meditación y visualización para tener una buena performance” en la capital japonesa.

“La visualización también de lo que voy a hacer y es algo que está haciendo mucha diferencia en el rendimiento ahora y que me da mucha seguridad de todo lo que viene de que voy a poder enfrentarlo” comenta la atleta, señaló.

Asimismo reconoció la responsabilidad de representar a su país en unos Juegos Olímpicos que serán su primer gran desafío como profesional en ruta.

“Son mis primeros Juegos Olímpicos así que surgen más nervios, más presión aún, lo tomo como un gran logro que tengo que disfrutar”, admitió.