• Una pareja latina deberá presentarse en corte el próximo 15 de noviembre luego que protagonizarán una pelea en una escuela intermedia.

Por Williams Viera | [email protected]

Winston-Salem, NC.-  Seis estudiantes de sexto grado tienen en la mira de la Policía a un profesor de gimnasia de la escuela Carter G. Woodson, ubicada en el 437 Goldfloss, en Winston-Salem.

Las niñas dijeron a sus padres, el pasado jueves 12 de octubre que un profesor las había tocado de manera inapropiada durante la clase de gimnasia. El viernes varios adultos llegaron hasta el centro educativo para afrontar la situación y terminaron protagonizando una pelea con el personal escolar.

El incidente ocurrió a las 3:30 de la tarde del pasado viernes cuando la Policía recibió una llamada denunciando actos de violencia protagonizados por dos padres de familia en contra de empleados de la escuela Woodson.

Los implicados en este caso fueron Cindy Tatiana Samayoa, de 29 años de edad, y José Carlos Amaya, de 30, padres de una niña de 11 años.

Samayoa, de acuerdo con el reporte oficial, está acusada de agredir a Ruth Hopkins, directora de la escuela, con un tarro de basura plástico; mientras que Amaya también golpeó en la cabeza a Hopkins, al igual que a dos empleados de la escuela, quienes trataban de apaciguar la situación.

“Perdí el control, soy padre, y ustedes deben entenderme”, dijo Amaya a las autoridades mientras lo llevaban detenido a la cárcel del Condado Forsyth.

La investigación

El incidente de la escuela Carter G. Woodson llegó hasta las redes sociales y provocó la reacción de la comunidad y una rápida investigación de las autoridades.

El mismo viernes, los oficiales y trabajadoras sociales especialistas en este tipo de casos conversaron con las seis alumnas que realizaron la denuncia. Sin embargo, según los investigadores, “las estudiantes se retractaron de sus afirmaciones y  dijeron a los oficiales que estaban enojadas con el maestro”.

Samayoa hizo una promesa por escrito a un magistrado del Condado Forsyth de comparecer en la Corte el próximo 15 de noviembre; mientras que Amaya fue liberado de la cárcel luego de pagar una fianza de dos mil dólares, pero debe presentarse ante un juez el mismo día.

La estudiante fue expulsada del centro educativo por ser la causante del lío que se registró en la escuela Carter G. Woodson.

Leave a Reply