Agotadas las ayudas del Govern a los autónomos tras un alud de peticiones

0
17
340128

GENERALITAT AUTÓNOMOS

Barcelona, 10 nov (EFE).- La línea de ayudas de 2.000 euros por persona otorgadas por el Govern para los autónomos afectados por la crisis se han agotado este martes tras recibir un alud de peticiones que, al igual que ayer, han saturado la web del departamento de Treball, que canalizaba las solicitudes.

La gestión de estas ayudas ha generado un rifirrafe entre el departamento de Treball, en manos de ERC, y el de Políticas Digitales, gestionado por JxCat, que se han culpado del colapso de la plataforma que tramitaba las solicitudes y ha provocado también indignación entre las miles de personas que no han conseguido tramitar su petición.

En un comunicado, el departamento de Trabajo ha precisado que este mediodía se ha dado por finalizado el período de presentación al registrarse más de 10.000 solicitudes, el cupo establecido por el Govern, ya que cada ayuda es de 2.000 euros por autónomo y el presupuesto total era de 20 millones de euros.

Treball ha asegurado que “estudiará la ampliación de esta ayuda y un nuevo mecanismo para que no se reproduzcan las incidencias informáticas de este procedimiento”.

Fuentes de Políticas Digitales han asegurado a Efe que el cupo de ayudas se ha agotado en solo tres horas, al recibir en ese plazo 600.000 intentos de solicitudes, prueba de que muchos usuarios han intentado una y otra vez completar los trámites.

Ayer consiguieron completar el trámite 3.543 personas, y hubo tantas solicitudes que el Govern cerró la plataforma por la tarde para reforzarla y volverla a abrir hoy, cuando se han cubierto el resto de peticiones.

Treball aclara que durante las próximas semanas se procederá al pago de esa ayuda directa.

La gestión de esta línea de ayudas directas a los autónomos ha abierto una nueva polémica entre los dos socios del Govern, en este caso entre los departamentos de Treball y Políticas Digitales.

Fuentes de Políticas Digitales, departamento que gestiona la plataforma que tramita las solicitudes, aseguran a Efe que ya advirtieron a Treball de que no podían convocar una línea de ayudas de 2.000 euros por autónomo que se otorgan a los primeros 10.000 solicitantes, ya que ello colapsaría el sistema, y a pesar de ello se optó por ese modelo.

En cambio, fuentes del departamento de Treball niegan que Políticas Digitales les desaconsejara ese sistema y añaden que el modelo usado es el mismo que en otras muchas ayudas directas ofrecidas por la Generalitat, entre ellas las ayudas convocadas para autónomos en marzo, y entonces “no hubo ningún problema”, añaden.

Estas fuentes de Treball aseguran a Efe que si ahora hay problemas y antes no los ha habido con trámites “idénticos” es porque “algo está fallando en el consorcio Administració Oberta de Catalunya, que depende del departamento de Políticas Digitales”.

Esta ayuda se ha convocado para favorecer el mantenimiento de la actividad económica de los autónomos y está condicionada a tener el domicilio fiscal en un municipio catalán, a que la base imponible de la última declaración de la renta fuera igual o inferior a 35.000 euros y a que el rendimiento neto de los tres primeros trimestres de 2020 no supere los 13.125 euros.

Esos 2.000 euros son compatibles con otras ayudas, prestaciones, subsidios o subvenciones, tanto públicas como privadas, destinadas al mismo fin.

Por su parte, patronales como Pimec o Cecot y entidades catalanas de autónomos han censurado la gestión que ha hecho Govern de la tramitación de estas ayudas a los autónomos afectados por la crisis.

En un comunicado conjunto, Autònoms Pimec y CTAC-Autònoms han cuestionado que la concurrencia competitiva fuera “el mejor de los criterios para otorgar los escasos recursos disponibles” y han lamentado que el canal para la tramitación de las subvenciones “no haya podido dar respuesta al alud de peticiones”.

Ambas organizaciones han opinado que la dotación de 20 millones para esta línea, que permitía cubrir 10.000 prestaciones de 2.000 euros cada una, se ha demostrado “absolutamente insuficiente ante las necesidades existentes”, por lo que han reclamado que las próximas ayudas tengan criterios de otorgamiento “fundamentados” y que se habiliten los medios necesarios para atender la demanda de miles de autónomos.

Por su parte, el presidente de la patronal Cecot, Antoni Abad, ha pedido a la Generalitat que no abra ninguna otra convocatoria de ayudas si no es capaz de garantizar el correcto funcionamiento del sistema, que hoy ha vuelto a saturarse.

“Esta mañana hemos vuelto a poner el grito en el cielo ante las incidencias técnicas en las solicitudes de ayudas extraordinarias a los autónomos”, ha dicho en un comunicado.

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) en Cataluña ha denunciado que el sistema de ayudas de la Generalitat ha dejado fuera a la mayoría de los autónomos.

En un comunicado, UATAE ha criticado que en este sistema prima el orden cronológico en la tramitación de la solicitud, convirtiéndose así en una “competición poco menos que a codazos que deja fuera a la mayoría de los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia”.