Advierten del “efecto resaca” al mirar los teléfonos con el semáforo en rojo

0
20
471600

SEGURIDAD VIAL

Miami, 1 abr (EFE News).- La mayor organización de automovilistas de EE.UU. advirtió este jueves del peligro de mirar los teléfonos cuando los semáforos están en rojo en una exhortación a evitar la distracción al volante que cada día causa accidentes en este país en los que mueren un promedio de nueve personas.

La AAA (American Automobile Association) indicó que según sus investigaciones los conductores pueden experimentar un “efecto de resaca”, en el que la mente sigue distraída hasta 27 segundos después de usar teléfonos inteligentes o sistemas de información y entretenimiento de voz cuando manejan.

En otras palabras, una vez que la luz del semáforo cambia a verde, es posible que su mente todavía esté concentrada en su teléfono y no en la carretera, dice la AAA.

“La conclusión es que si su mente no está enfocada en conducir, no puede reaccionar adecuadamente a lo que sucede en la carretera frente a usted. Eso pone en riesgo a otros conductores, ciclistas y peatones “, dijo Mark Jenkins, portavoz del mayor grupo de la AAA, The Auto Club Group.

En un comunicado por ser abril el mes de la concienciación sobre los peligros de la conducción de manera distraída, la AAA indicó que según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en 2019, último año del que hay daos oficiales, murieron 3.142 personas en los Estados Unidos por ese motivo.

Eso significa nueve muertes en promedio al día y un aumento del 10 % con respecto al año anterior (2.839 muertes en 2018).

Solo en Florida, hubo 240 choques fatales que involucraron a un conductor distraído, lo que resultó en 258 muertes en 2019.

“La conducción distraída sigue siendo un problema de seguridad vial creciente en todo el país”, dijo Jenkins.

“Cualquier distracción, ya sea enviar mensajes de texto o hablar con un pasajero, podría ser suficiente para provocar un accidente. AAA insta encarecidamente a los conductores a centrarse en lo más importante, la carretera que tienen delante”, señaló el portavoz.

Las tres principales fuentes de distracción para un conductor son el uso del teléfono móvil, la tecnología del propio vehículo y los otros pasajeros, de acuerdo con AAA.

El comunicado indica que un 39 % de los encuestados por AAA en un reciente sondeo admitió haber leído mensajes u otros textos y un 29 % haber escrito en un teléfono inteligente al menos una vez mientras estaba al volante durante el último mes.

Algunos de los consejos de AAA para evitar la conducción distraída son guardar el móvil y colocarlo fuera de la vista para evitar la tentación y programar el destino en el sistema de navegación del automóvil antes de manejar.

Si debe llamar o enviar un mensaje de texto mientras está en el camino, salga del camino de manera segura y deténgase primero y si viaja con alguien, pida ayuda para navegar, hacer una llamada o enviar un mensaje.

Sea un buen pasajero. Hable si el conductor de su vehículo está distraído y no sea una distracción adicional para él.

Configurar la función de “No molestar” en un dispositivo iPhone o Android evitará que entren llamadas mientras conduce, concluye.