Por  Raphael Cosme | [email protected]

San Agustín, FL.- Fue casa llena la gran fiesta de despedida que le realizó la comunidad latina de la Parroquia de San Sebastián al padre Heriberto Vergara,  desde que recibió el aviso de la Diócesis de San Agustín,  a sus 62 años de edad,  de su traslado  a una nueva sede.

El sacerdote ha sido llamado a dirigir la Iglesia Saint John the Baptist Catholic,  en Crescent City,  en el condado Putnam,  en donde el 14.02 % de la población es hispana.

Tres años de cariño

El padre Vergara,  nativo de la ciudad de Rodaldillo, en la parte norte del Valle del Cauca en Colombia,  llegó a San Agustín para  ser parte de la rectoría de la Iglesia de San Sebastián,  desde donde hace tres años realiza la misa en español junto con el párroco John D. Gillespie.

 

Allí,  Vergara participó en muchos eventos en unión a sus feligreses latinos. Y es que para ellos no era tan solo los misales, bautismos y bodas sino el buen humor, espíritu compasivo y la entrega total a las costumbres y tradiciones del cual fuera el país latino con el que compartía.

Es así como el Padre Vergara se ganó el cariño de todos, mismo que le expresaron en una fiesta de despedida en la casa del día cono Santiago Rosado y su Esposa Wilma Rosado.

El padre Vergara se apuntó una vez más una muestra de su talento al ritmo de la música latina, además de un hermoso pastel que llevó su nombre y quien dio la gracias a los presentes por el gran apoyo durante su ministerio en la Iglesia de San Sebastián.

“Por ser uno latino siempre uno vive muy unido a la comunidad, la parroquia de San Sebastián es una comunidad colaboradora, entusiasta, fiel, llena de muchos valores, más que yo enseñarles a ellos, ellos me han enseñado a mi, me han transmitido su cariño, su disponibilidad, sus esperanzas, su fe en Dios, tantas cosas hermosas que ahora me llevo para mi nueva parroquia en Crescent City”, dijo el padre en un emotivo discurso, asegurando que  “voy a extrañar  siempre ese contacto, afabilidad, sus invitaciones a compartir en sus casas, no son extraños sino que son familias , una amistad sincera, profunda y verdadera”.

Leave a Reply