Atlanta.- El aspirante republicano a la gobernación de Georgia, Michael Williams, que recorre el estado en un autobús con polémicas consignas antiinmigrantes y ha amenazado con deportar él mismo a los indocumentados, dijo que “muchas personas se están saliendo con la suya cuando quebrantan la ley”.

“El principal propósito de este tour es crear conciencia sobre el problema que tenemos con la inmigración ilegal. Nos hemos convertido en un país en el que muchas personas se están saliendo con la suya cuando quebrantan la ley”, dijo a Efe Williams desde el interior de un remolque en el que viajaba este miércoles detrás del “autobús de la deportación” en Clarkston, Georgia, una localidad en la que el 50 % de sus residentes son inmigrantes.

Bajo una torrencial lluvia y entre consignas y pancartas con las inscripciones “El amor, no el odio, hace grande a América” y “Sin odio y sin miedo, los inmigrantes son bienvenidos aquí”, decenas de personas recibieron al aspirante republicano.

Para el alcalde de Clarkston, Edward Terry, la visita de Williams es ofensiva y una provocación “innecesaria” para los residentes de la localidad, conocida como la milla cuadrada más diversa de Estados Unidos.

Leave a Reply