Abren una nueva investigación contra el expresidente de Volkswagen Winterkorn

0
4
552916

ALEMANIA MOTOR

Berlín, 9 jun (EFE).- La fiscalía de Berlín ha abierto una investigación por falso testimonio contra el expresidente del grupo Volkswagen Martin Winterkorn, que tuvo que dimitir por el escándalo de la manipulación de emisiones en motores diésel en el mayor fabricante europeo de vehículos.

La fiscalía sostiene que el exdirectivo, de 74 años, hizo “afirmaciones falsas de forma consciente” en su declaración ante la comisión de investigación sobre el escándalo de las emisiones en enero de 2017.

En concreto, consideran que no dijo la verdad al ser interrogado sobre cuándo fue informado sobre el uso del software empleado para falsear las emisiones de los vehículos (con el objetivo de cumplir con los límites legales), un punto clave para determinar su responsabilidad en el multimillonario escándalo.

Winterkorn aseguró ante la comisión de investigación que no supo del empleo de este programa ilegal hasta después de que se destapase el escándalo en septiembre de 2015. La fiscalía sostiene sin embargo que estaba al tanto de esta práctica fraudulenta al menos desde mayo de 2015.

En septiembre de 2015 las autoridades medioambientales de Estados Unidos acusaron al grupo Volkswagen de manipular las emisiones de distintos motores diésel para hacer ver que cumplían los límites de contaminación, en concreto, los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx).

En los siguientes meses se destapó que 11 millones de vehículos del grupo contaban con un software ilegal que hacía que sus motores emitiesen por debajo de los límites legales, pero sólo cuando se encontraban en un banco de pruebas. En carretera la contaminación era mucho mayor.

Este software desconectaba los filtros del tubo de escape en muchas más ocasiones de lo legalmente permitido, logrando una mayor potencia en los vehículos pero con un mayor coste medioambiental.

El escándalo derivó en múltiples causas judiciales para el fabricante de vehículos y algunos de sus principales directivos, como Winterkorn. Diversas estimaciones apuntan a que el escándalo le ha costado ya a Volkswagen más de 30.000 millones de euros en multas e indemnizaciones.

Vokswagen también denunció a Winterkorn, aunque en los últimos días se ha apuntado que la empresa y el exdirectivo podrían llegar a un acuerdo para zanjar el litigio con una compensación económica, algo que ninguna de las partes ha confirmado.

Los clientes afectados, además, exigieron compensaciones tanto a título individual como en grandes causas colectivas en distintos países.

Los accionistas, por su parte, denunciaron a la dirección por ocultarles información crítica para poder evaluar el precio de las acciones.