3-2. Davies y Pederson le dan a los Cachorros la cuarta victoria consecutiva

0
14
514604

BÉISBOL GRANDES LIGAS

Chicago (EEUU), 7 may (EFE).- El abridor Zach Davies permitió cinco imparables en siete entradas de trabajo en blanco, el relevista Rex Brothers consiguió su primer salvamento en ocho años y los Cachorros de Chicago resistieron la ofensiva final de los Piratas de Pittsburgh a los que vencieron por 3-2.

El triunfo de los Cachorros les permitió ampliar su racha ganadora a cuatro partidos consecutivos.

El jardinero izquierdo Joc Pederson conectó tres indiscutibles y produjo una carrera con los Cachorros, que venían de una barrida de tres juegos sobre los campeones de la Serie Mundial, Los Angeles Dodgers.

El campocorto puertorriqueño Javier Báez y el segunda base David Bote tuvieron dos indiscutibles cada uno como elementos importantes en el bateo oportuno de los Cachorros que se colocaron con marca positiva de (16-16)

Todo lo contrario de lo que sucedió con los Piratas (13-18), que han perdido siete de ocho partidos y ocupan el último lugar en la División Central de la Liga Nacional.

El equipo de Pittsburgh tiene apenas seis carreras en sus últimos cinco partidos.

Davies (2-2), adquirido de los Padres de San Diego en un traspaso de siete jugadores en diciembre, tuvo su mejor salida para los Cachorros en un día frío en Wrigley Field, de Chicago, con el viento adentro que complicaba el manejo de la pelota en los fildeos.

El lanzador derecho limitó a los Piratas a cinco sencillos mientras caminaba uno y golpeaba a un bateador, y bajó su efectividad de 8.22 a 6.30 en lo que va de temporada.

El primera base Colin Moran y el receptor Jacob Stallings tuvieron dos imparables cada uno. Pittsburgh se recuperó para dos carreras de los relevistas Andrew Chafin y Ryan Tepera en la novena y llenó las bases con dos outs.

El segunda base Todd Frazier anotó carrera con roletazo impulsador y el receptor Ka’Ai Tom pegó sencillo productor.

El abridor Trevor Cahill (1-4) permitió tres carreras, dos limpias, y ocho imparables en cinco entradas que lo dejaron con la derrota.