Home Deportes 134-121. Tatum roza la perfección para detener a los Heat

134-121. Tatum roza la perfección para detener a los Heat

El escolta de los Heat de Miami Max Strus (i) y el alero de los Celtics de Boston Jayson Tatum (d) luchan por el balón suelto. EFE/EPA/CJ GUNTHER

Miami (EE.UU.), 30 nov (EFE).- Los Boston Celtics, liderados por un Jayson Tatum imponente, sumaron su quinta victoria consecutiva este miércoles ante los Miami Heat para cerrar un mes de noviembre casi perfecto con un balance de catorce victorias y tan solo dos derrotas.

Jayson Tatum firmó su mayor anotación de la temporada con 49 puntos. Sólo en cuatro ocasiones había logrado alcanzar esa cifra previamente en toda su carrera, con récord personal en los sesenta tantos anotados ante San Antonio en 2021.

Además, terminó su carta de tiro con ocho triples anotados de doce intentos, más de un 66% de acierto, que añadió a once rebotes y tres asistencias.

Regresaba al equipo Jaylen Brown, ausente en el último partido ante Charlotte Hornets, mientras que los Heat contaron con cuatro ausencias, una de ellas muy notable, como la de Jimmy Butler.

El inicio del encuentro mostró unos Celtics arrolladores, con un parcial de 20-6 liderados por Jayson Tatum que anotaba sus primeros doce puntos sin fallo y cerraría el cuarto con dieciséis en total.

Esos catorce puntos de ventaja sobre Miami, hicieron reaccionar al equipo de Spoelstra, algo que coincidió en gran medida con los minutos en el banquillo de propio Tatum. Los Heat sumaron un 19-5 que devolvía la igualdad al luminoso para un 25-25 total.

Malcolm Brogdon y Haywood Highsmith cerraron el primer periodo del partido con dos triples cada uno, al poner el 38-35 definitivo tras doce minutos disputados. Ampliaban así la gran efectividad de ambos conjuntos, por encima del 60% en el tiro exterior.

El segundo cuarto mantuvo un ritmo similar en las ofensivas, pero Boston tuvo que modificar su plan original con la cuarta falta señalada a Jaylen Brown en una acción ofensiva, el escolta sumaba por entonces 15 puntos.

Con él en el banco no cesó el altísimo ritmo que proponen estos Celtics de Joe Mazzulla, y le aguantó la dinámica de anotación Miami en número de lanzamientos y posesiones rápidas. Se proyectaba un partido de récord en lo colectivo, y también en el caso de Jayson Tatum, que llegaba al descanso con 28 puntos.

La anotación estuvo más repartida en el cuadro visitante, siendo Adebayo el más relevante pero con hasta cuatro hombres merodeando los diez puntos en el ecuador del partido: Herro, Highsmith, Lowry y Martin. Así, se llegó al descanso con ocho puntos de renta para los Celtics, un 68-60 que prometía emociones fuertes para la segunda mitad.

El partido bajó las pulsaciones, comenzaron a verse acciones interiores, defensas más férreas y más contacto. Por momentos Celtics y Heat recordaban a los de hace seis meses en las finales de conferencia y no a la locura de este miércoles.

Bajó el porcentaje de acierto, el número de tiros y, en consecuencia, también la anotación. Salvo por Max Strus, el escolta de Miami se saltó el guión establecido y sumó 19 puntos sólo en este tercer periodo.

El triple fue la mejor arma de Miami Heat para mantenerse en el partido, jugando durante muchos minutos con un quinteto de exteriores con Vincent, Herro, Strus y Highsmith. Se llegaba al último cuarto con seis puntos arriba para Boston en un ajustado 102-96.

Miami nunca volvería a dominar en el luminoso, mantuvo opciones de triunfo e incluso lo pudo igualar con posesión en el 118-115 a falta de cinco minutos. Llegó entonces el momento de consolidar la victoria por parte de ‘los Jays’ firmando los últimos catorce puntos de los Celtics.

Ocho para Tatum y seis para Brown que le ponía en 26 puntos como segundo máximo anotador del partido tras su compañero.

En Miami Heat hasta siete jugadores terminaron en dobles dígitos de anotación, tres de ellos por encima de veinte puntos: Strus, Adebayo y Herro. Compensaron así la ausencia de un Jimmy Butler al que sí se le espera en la reedición de partido este próximo viernes.

Udonis Haslem jugó, a sus 42 años, nueve minutos en la que suponía su tercera aparición de la temporada, y probablemente no la última por las numerosas ausencias en el juego interior del equipo de Florida.

Entre los asistentes destacados al partido, este miércoles estuvo en primera fila del TD Garden su alteza real y heredero al trono británico, el Príncipe Guillermo, junto a su esposa Catalina de Gales.

Exit mobile version