HomeDeportes124-131. Milwaukee pasa invicto a cuartos ante un Miami brillante pese a...

124-131. Milwaukee pasa invicto a cuartos ante un Miami brillante pese a sus ausencias

Date:

Historias Relacionadas

Escuelas de Winston-Salem/Forsyth iniciarán clases antes de fecha estatal

(Foto crédito: Winston-Salem/Forsyth County Schools) Las escuelas del condado de...

Ciudad no aceptará desechos de jardín en bolsas de plástico

(Foto: Shutterstock) El Departamento de Reciclaje y Residuos Sólidos de...

Nacho García

Miami (EE.UU.), 28 nov (EFE).- Los Milwaukee Bucks ganaron en Miami este martes por 124-131 y con mucho sufrimiento a unos Heat con titulares lesionados pero inspirados desde el triple.

De este modo, los de Wisconsin pasan invictos con 4-0 a los cuartos de final del NBA In-Season Tournament, donde se medirán con los New York Knicks.

Los 33 puntos y 10 rebotes de Giannis Antetokounmpo y los 32 puntos y 9 asistencias de Damian Lillard fueron claves para entender el triunfo de los Bucks, especialmente por el tramo final del ex de Portland.

Fue a su vez una noche mágica de Miami desde el perímetro con 14 triples de 30 intentos, una fiabilidad altísima con Kyle Lowry, Duncan Robinson y Josh Richardson como puntales.

Bam Adebayo fue el máximo anotador de los locales con 31 puntos y 10 rebotes. El mexicano-estadounidense Jaime Jáquez Jr. aportó 14 puntos y 6 asistencias.

Los Heat afrontaron el encuentro muy mermados. A la baja ya conocida de Tyler Herro se sumaron dos titulares como Jimmy Butler y Haywood Highsmith.

Milwaukee recuperó a Khris Middleton y el morbo se activó por ver a Lillard ante el equipo en el que quiso jugar.

Milwaukee abusa

El inicio de partido fue más propio de una tragedia para los locales que de un duelo por una plaza en la siguiente fase de este nuevo torneo. Fueron tres minutos y medio de abuso de los Bucks para un parcial de 2-12, con apenas una canasta solitaria de Bam Adebayo y la coralidad ofensiva de Milwaukee haciendo sangre

Miami pareció noqueado, pero llegó a reaccionar lo suficiente para que el marcador no fuera tan doloroso. Varias buenas defensas les permitieron correr al ritmo que marcó Lowry, habilitando triples de Robinson y un recién integrado Caleb Martin que dieron aire a los locales.

Esa entrada de Martin y de Jáquez Jr. mejoraron al equipo y la presencia de Antetokounmpo en el banquillo hizo el resto. Se llegó a un 15-19 tras un dos más uno de Richardson a cuatro minutos para el cierre del primer cuarto.

Pese al despertar de Miami, Adrian Griffin no se inmutó. Dejó resucitar a los Heat, que se pusieron a un punto (18-19) a tres minutos para el final del periodo, que se cerró con tres tiros libres sin fallo de Lillard ante el que pudo ser su público para colocar el 22-31.

Los Bucks leyeron muy bien los desajustes que se crearon en defensa y sacaron mucho provecho de la diferencia física entre Jáquez Jr. y Bobby Portis, mientras que en el otro lado de la cancha se vivía un nuevo duelo apasionante entre Giannis y Adebayo.

Pese a jugar con lo justo, Miami esta vez sí competía, borrando su mal comienzo, y volvió a situarse a un solo punto (35-36) coincidiendo de nuevo con Giannis en sus minutos de descanso.

Incluso lo igualaron con un triple de Kevin Love para el 41-41 y posteriormente se situaron arriba con otro de Jamal Cain (44-41). Era la primera ventaja de la noche para los de Erik Spoelstra.

El triple fue, una vez más, fue lo que impulsó a Miami, que llegó al descanso mandando en el marcador (62-59).

Final de infarto

El ataque de Milwaukee pasaba cada vez más por las manos de Antetokounmpo, mientras que por los locales apareció la mejor versión de un Richardson fichado para días así. Rápidamente hizo 6 puntos en la reanudación y además aportó asistencias e intensidad defensiva sobre Lillard.

La inspiración en el perímetro, junto a las poquísimas pérdidas de balón (6 al final del partido), permitieron competir a Miami, que solo se vio frustrado en el juego interior cuando Adebayo tuvo que batirse ante muchos y muy buenos defensores como Giannis, Portis o Brook López.

Con 97-93, Miami cerró el tercer cuarto en ventaja y transmitiendo mejores sensaciones que Milwaukee.

Ante la falta de respuesta de los habituales, fueron los minutos de Andre Jackson Jr. los que sostuvieron a los Bucks. El novato entró para buscar inspiración en el triple y la encontró de inmediato con dos lanzamientos consecutivos sin fallo.

En ningún caso la distancia en el luminoso llegó a ser insalvable. Milwaukee ‘hizo la goma’ en el inicio de cuarto desde la desventaja de 5 puntos hasta igualar, pero le costó ponerse por delante. Lo hizo a 7.33 para el final con un mate de Middleton en transición rápida que puso el 106-108.

Lillard volvió a aparecer en su momento, el ‘clutch-time’, anotando 13 puntos en los últimos 6 minutos, 5 de ellos sin fallo en la línea de tiros libres. Lo compensó Martin, deshaciéndose una y otra vez de su par para anotar, y también Lowry, con su tercer triple de la noche que preparó un final de infarto en el Kaseya Center.

Una de las imágenes más espectaculares del partido fue el tapón de Adebayo sobre Lillard a poco más de dos minutos para la conclusión. La neutralizó Middleton con 4 puntos consecutivos que les volvieron a poner arriba.

Con 124-129, Miami escuchó a Spoelstra y salió a jugarse un órdago que no salió: Antetokounmpo se colgó del aro solo y se terminó el sueño. Con 124-131 sonó el bocinazo definitivo.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories