108-128: Los Wolves no saben aprovechar una noche mala de Doncic con los Mavericks

0
12
462941

BALONCESTO NBA

Redacción deportes, 24 mar (EFE).- Los Timberwolves de Ricky Rubio acumularon su 33 derrota de la temporada tras ser vencidos en la noche del miércoles por 108-128 por los Mavericks a pesar de que la estrella de los de Dallas, el esloveno Luka Doncic, tuvo una noche mala y “sólo” anotó 15 puntos.

Doncic, que jugó 27 minutos, terminó el partido con 2 triples de 9 intentos, 4 rebotes, 4 asistencias y 1 robo de balón, cifras inusuales para el jugador. Su compañero Kristaps Porzingis fue el mejor de los Mavericks, con 29 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 1 robo de balón y 2 tapones. Tim Hardaway Jr. también tuvo una noche destacada con 21 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias tras salir desde el banquillo.

En total, siete jugadores de los Mavs terminaron el partido con más de 10 puntos en su casillero.

Mientras, en los Timberwolves destacaron Anthony Edwards, 29 puntos, Karl-Anthony Towns, con 22 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, y el español Juancho Hernangómez, con 17 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia y un tapón tras 35 minutos de juego.

Tras ganar el domingo en Portland 92-132, los Mavericks esperaban conseguir su segunda victoria consecutiva en el Target Center de Minneapolis, frente a unos Timberwolves que siguen sin levantar cabeza y siguen siendo el peor equipo de esta temporada de la NBA.

Los Mavs, octavos en la Conferencia Oeste, necesitan cometer pocos errores para situarse en las posiciones de playoff y que Luka Doncic siga funcionando con todos sus cilindros para repetir actuaciones como la del domingo, cuando anotó 37 puntos. Pero sobre todo, el equipo de Dallas tiene que mejorar su quehacer defensivo para completar la capacidad anotadora de Doncic.

Mientras, los Timberwolves tienen que resolver su falta de consistencia, tanto como equipo como a nivel individual. La eficacia de Anthony Edwards, el número 1 del draft de 2020 y la gran esperanza de los Wolves, se ha desplomado en los dos últimos partidos.

El partido se inició de forma perfecta para los Wolves. Rubio anotó los primeros puntos del partido con un triple. Josh Richardson contestó con otro triple. Y para no ser menos, Edwards hizo a continuación un triple, lo que colocó un 6-3 en el marcador. Tres tiros, tres triples.

Los Wolves se concentraron en defender a Luka Doncic y colocaron a Jarden McDaniels para vigilar al esloveno. La estrategia funcionó y sin Doncic aportando puntos, los Wolves se fueron en el marcador 16-3 tras colocar un parcial de 10-0.

Sin los puntos de Doncic le tocó el turno a Kristaps Porzingis y el pívot letón respondió al desafío. Gracias a sus puntos, los Mavs consiguieron acortar las distancias en el primer cuarto y cuando los primeros 12 minutos terminaron, el marcador señalaba un 33-30 para los Wolves.

Doncic terminó el primer cuarto sin anotar un sólo punto y con sólo una asistencia en su haber mientras que Porzingis sumó 12 puntos y 3 rebotes. Mientras, en los Wolves Kark-Anthony Towns era el máximo anotador de su equipo con 14 puntos, seguido por Edwards con 11.

En el segundo cuarto, ninguno de los dos equipos hizo lo suficiente para despegarse en el marcador. Doncic jugó menos minutos de los habituales, 6.34 minutos, y sólo consiguió anotar sus primeros puntos del partido cuando faltaba 1.40 para el descanso. Y Porzingis, también desapareció prácticamente. Esta vez fue Tim Hardway Jr. el que tomó el relevo con 10 puntos en el segundo cuarto por 5 de Doncic y Porzingis.

Pero en los Wolves la situación fue peor. KAT, que se había convertido en el puntal del equipo, sólo hizo 3 puntos en ese cuarto mientras que Edwards y Rubio se quedaron a cero.

Cuando los jugadores se fueron a los vestuarios durante el descanso, el marcador era un 55-56 para los Mavs.

La vuelta del descanso fue un desastre para los Timberwolves. En el tercer cuarto, el equipo de Minnesota sólo hizo 18 puntos por 32 de los Mavs. Porzingis reapareció y anotó 12 puntos, a los que se sumaron 9 de Dorian Finney-Smith. Doncic sólo anotó 2 puntos, una cantidad irrisoria para el esloveno.

En los Timberwolves nada funcionó en el tercer periodo. La buena defensa que habían mantenido durante gran parte de la primera mitad, desapareció. Como el acierto en ataque. KAT hizo 5 puntos, Edwards ninguno, los mismos que Rubio y Hernangómez. Sólo Jaylen Nowell destacó, con 8 puntos.

Con 73-88 en el marcador se llegó al último cuarto. Los Wolves fueron incapaces de acortar las distancias en el último tramo, a pesar de que Edwards anotó 18 puntos y Hernangómez 13. Con el partido decidido, el banquillo de los Mavs fue suficiente para rematar a unos Wolves sin ideas ni recursos.