106-110: Los Cavaliers pagan caro sus errores ante los Grizzlies

0
4
786537

BALONCESTO NBA

Redacción deportes, 4 ene (EFE).- Los dos equipos revelación de la temporada, Cavaliers y Grizzlies, disputaron un ajustado partido que no se resolvió hasta los últimos segundos a favor de los de Memphis por 106-110 gracias a los errores del equipo de Cleveland a pesar de que los locales llegaron a estar 11 puntos arriba en el marcador.

La irregularidad en la segunda parte de los Cavs, que tras la lesión del español Ricky Rubio sólo cuentan de momento con un base de calidad, Darius Garland, decantó el partido en favor de los Grizzlies de Ja Morant.

La situación de los Cavs debería mejorar cuando el base Rajon Rondo, que fue adquirido ayer a los Lakers y que este martes se sentó de paisano junto a sus nuevos compañeros, pueda empezar a jugar en los próximos días.

Garland fue el máximo anotador del partido y consiguió un doble doble con 27 puntosy 10 asistencias mientras que Morant obtuvo 26 puntos y 6 asistencias.

En los Cavaliers también destacaron los doble doble de Kevin Love, autor de 18 puntos y 10 rebotes, y Jarrett Allen, con 22 puntos y 12 rebotes.

En los Grizzlies, Jaren Jackson Jr disfrutó de 22 puntos mientras que el pívot Steven Adams sumó 11 rebotes y 7 puntos. En los de Memphis, el español Santi Aldama, en su primera temporada en la NBA, hizo 2 puntos y 3 rebotes en 12.35 minutos y destacó por su buena defensa del novato Evan Mobley, uno de los candidatos a “rookie” del año.

LOS CAVS DOMINAN LA PRIMERA MITAD

Los Cavaliers empezaron con fuerza empujados por Garland y Mobley. El base de los Grizzlies abrió el marcador con un triple a los pocos segundos del salto inicial y Mobley, el novato que se ha convertido en uno de los jugadores revelación de estos Cavaliers, siguió la senda marcada por Garland con dos canastas consecutivas que colocaron un 7-0 en el marcador.

Después le tocó el turno a Allen, con otros 8 puntos consecutivos, incluido dos espectaculares “alley-oop” servidos por Garland, una de las jugadas que la pareja más ha repetido desde el inicio de la temporada.

Mientras, los Grizzlies intentaban asentarse en la pista. Morant se esforzaba en recortar la ventaja de los Cavs pero sin poder poner a su equipo por delante. Los de Memphis se llegaron a situar a 2 puntos de los Cavs, 17-15, pero dos triples consecutivos de Love y Garland volvieron a alejar a los locales.

Adams, anulado por Allen y Mobley, se veía incapaz de aportar puntos y rebotes como es usual en el pívot de Memphis.

Cuando el primer cuarto terminó, el marcador reflejaba un 30-27 para los locales. Allen tenía 10 puntos en su haber y Garland 8 mientras que Morant, 9 puntos, y Desmond Bane, con 8, eran los más acertados de los Grizzlies.

En el segundo cuarto, Garland siguió movilizando a sus compañeros. El base se multiplicaba en defensa y en ataque mientras Morant estaba en el banquillo de los Grizzlies, lo que le permitió a los Cavs aumentar de nuevo su ventaja a 7 puntos, 44-38, en pocos minutos del inicio del periodo.

La vuelta de Morant a la pista revitalizó temporalmente a los Grizzlies. Pero tres robos consecutivos de los Cavs, que dieron lugar a dos triples de Love y un nuevo “alley-oop” de Allen, dispararon la ventaja de los locales a 11 puntos, 55-44, a falta de 4 minutos para el descanso.

Los Cavs se relajaron y los Grizzlies no cejaron. Un aumento de la presión defensiva provocó que los locales cometiesen una serie de errores que los de Memphis aprovecharon a la perfección.

Ante la pasividad del entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, los Grizzlies materializaron un parcial de 0-13 en los 4 minutos finales y se colocaron por delante en el marcador, 55-57, cuando la bocina señaló el final de la primera mitad.

ERRORES E IMPRECISIÓN

Para entonces, Garland y Allen tenían cada uno 14 puntos, los mismos que Jaren Jackson Jr. en los Grizzlies. Morant sumaba 13 puntos.

Tras el descanso, los dos equipos mantuvieron la igualdad exhibida en la primera mitad. A mitad del tercer cuarto, el marcador señalaba un empate, 64-64, tras un mate de Morant.

Jackson Jr. seguía siendo el más efectivo en los Grizzlies, anotando desde la pintura. Mientras, Garland, Allen y Lauri Markkanen mantenían con sus puntos a flote a los Cavs.

El tercer cuarto terminó con un 75-76 a favor de los Grizzlies, sin que ninguno de los dos equipos pudiese imponer su voluntad.

El último periodo empezó con los dos equipos intentando poner tierra por medio, los Cavs a base de triples y los Grizzlies con un juego más interior.

Cuando faltaban 6.30 para el final de partido, el luminoso señalaba un ajustado 90-92 que un minuto después se amplió a 90-94 gracias a un mate de Aldama al contraataque.

Los Cavs ya no volverían a situarse por delante en el marcador y sólo alcanzarían a empatar, 104-104, a falta de 36 segundos para el final. Garland y Morant tomaron la iniciativa en sus respectivos equipos pero al final, los Grizzlies cometieron menos errores en los segundos finales lo que les permitió asegurarse la victoria por 106-110.