1-2. Peñarol domina de principio a fin y se lleva la victoria en el Clásico

0
5
595656

FÚTBOL SUDAMERICANA

Montevideo, 15 jul (EFE).- Peñarol venció este jueves por 1-2 al Nacional en el Clásico uruguayo disputado por los octavos de final de la Copa Sudamericana con anotaciones de Agustín Canobbio y Valentín Rodríguez.

Con un gran trabajo de Walter Gargano en el centro del campo y muy buena tarea por las bandas, el visitante dominó el juego de principio a fin y hasta pudo llevarse un resultado más abultado.

Luego de 22 años sin enfrentarse por un torneo internacional oficial, el Nacional y el Peñarol salieron a jugar con ideas muy distintas.

El local saltó al campo con un 4-4-2 defensivo en el que el centrocampista que se paró por el sector izquierdo es un futbolista que habitualmente juega como lateral. De esta forma, el tricolor prácticamente no generó situaciones de peligro.

Del otro lado, el entrenador del visitante, Mauricio Larriera, apostó por un 4-2-3-1 que buscó el arco rival desde el comienzo del encuentro.

Antes de los diez minutos, un cabezazo de Fabricio Formiliano que se estrelló contra el horizontal pudo transformarse en el primer gol del Peñarol, que dominó el balón durante los 45 iniciales.

El tricolor respondió con un disparo cercano de Joaquín Trasante que el portero Kevin Dawson controló sin mayores dificultades.

Con el correr de los minutos, el aurinegro se adelantó y comenzó a jugar más cerca del área rival gracias al buen trabajo de Gargano en el centro del campo y de sus dos laterales, quienes prácticamente nunca se quedaron atrás.

Frente a esto, el Nacional apostó al contragolpe, aunque en ningún momento pudo habilitar al joven Brian Ocampo para que este explotara su velocidad.

A falta de 10 minutos para el final, un disparo lejano de Joaquín Piquerez encontró una gran respuesta del portero Sergio Rochet, quien salvó a Nacional.

De esta forma, todo hacía indicar que el primer tiempo se iba a ir sin goles, situación que cambió cuando se jugaba el tiempo añadido por el árbitro.

A los 46 minutos, Agustín Canobbio llevó el balón por el sector derecho, construyó una linda pared con Agustín Álvarez Martínez y cuando recibió la pelota sacó un disparo que Rochet no pudo detener.

De esa forma, el Peñarol se fue al vestuario ganando 0-1 de manera merecida.

En el segundo tiempo, el tricolor trató de aproximarse a la portería rival en los primeros instantes, aunque el juego no cambió demasiado y el Peñarol siguió dominando.

Un cabezazo de Álvarez Martínez y un disparo de Fabricio Formiliano, que se perdió afuera de manera poco creíble, pudieron transformarse en el segundo tanto del aurinegro.

Mientras tanto, el local se aproximo a través de un tiro libre de Andres D’Alessandro que se perdió afuera.

Sobre el final, nuevamente cuando se jugaba tiempo añadido, el Peñarol encontró un nuevo tanto que para ese entonces ya merecía.

El joven Valentín Rodríguez, quien había ingresado minutos antes, fabricó una gran jugada por la izquierda, desparramó a sus rivales y con un potente disparo marcó el 0-2 para el Peñarol.

De esa forma, todo hacía indicar que la serie estaba bastante encaminada para el visitante a falta de 90 minutos por jugarse, sin embargo, Gonzalo Bergessio tenía otro plan.

A los 93 minutos, Felipe Carballo aprovechó un error en la salida del rival y lanzó un centro que el delantero argentino conectó de cabeza para marcar el 1-2.

Así, el Nacional consiguió un tanto fundamental para jugar la revancha, que se llevará a cabo el próximo jueves y que por el momento tiene al Peñarol ganando de manera justificada luego de haber jugado un gran partido en el Gran Parque Central.

595656595656