1-1. Gales jugará la repesca en casa

0
4
736448

FÚTBOL CATAR 2022

Londres, 16 nov (EFE).- Gales jugará en casa las semifinales de la repesca al Mundial de Catar 2022 después de empatar (1-1) ante una Bélgica que no se jugaba nada y con un Gareth Bale que tuvo que ver el partido desde el banquillo por una lesión.

Los galeses, ya clasificados por su papel en la Liga de Naciones, solo tenían que discernir este martes si jugarán las semifinales en casa o fuera y gracias al empate ante los de Roberto Martínez y el 1-2 del Montenegro-Turquía, tendrán la ventaja de campo.

Bale, que cumplió su partido número 100 con la camiseta de los ‘Dragones Rojos’ ante Bielorrusia, se cayó de la convocatoria contra Bélgica por unas molestias en el muslo.

Bale, que no juega con el Real Madrid desde agosto, estuvo presenten en el banquillo, aunque sin vestirse de corto, para presenciar el pase de su selección a la repesca de marzo, donde se jugará estar por primera vez desde Suecia 1958 en una Copa del Mundo.

Y eso que las cosas empezaron muy mal para los galeses, que necesitaban un empate para asegurar su presencia, en caso de que la República Checa ganara a Estonia. La defensa de los de Robert Page fue incapaz de despejar un remate flojo de Axel Witsel desde la frontal y la pelota quedó mansa en la medialuna para que De Bruyne, con una bonita rosca, la mandara a la red.

Doce minutos en el electrónico y Gales por debajo. Si Turquía ganaba por cuatro goles a Montenegro, Gales tendría que jugar fuera de casa en el playoff. Pero reaccionaron rápido. Pasada la media hora, ni Boyata ni Theate consiguieron despejar un centro bombeado de Daniel James y Moore, a la mediavuelta, la cazó con la zurda y la embocó.

De la nada había sacado oro Gales, que estuvo a punto de llevarse un disgusto antes del descanso cuando De Bruyne y Thorgan Hazard se aliaron para una jugada ensayada que terminó con el remate del segundo en la escuadra.

Ayudó también que Turquía no pasara del empate a uno en el descanso, por lo que necesitaban cuatro tantos más para poner en aprietos a los galeses, que estuvieron muy cómodos en una segunda parte prácticamente de paseo.

Bélgica, con muchos jugadores descansando, bajó el ritmo, y Gales era consciente de que el empate, mientras no hubiera un torrente de goles en Podgorica, era más que bueno. Su clasificación a través de la Liga de Naciones así se lo permitía.

Gracias a asegurar su semifinal en casa, la Gales de Bale evita a Portugal, Escocia, Italia y Rusia, por lo que, a priori, tendrán un cruce más asequible en su camino a esta Copa del Mundo.

– Ficha técnica:

1 – Gales: Ward; Williams, Davies, Mepham, Rodon; Roberts, Allen, Ramsey, Morrell; Moore y James.

1 – Bélgica: Casteels; Meunier (Trossard, m.85), Castagne (Dendoncker, m.59), Boyata, Theate (Vertonghen, m.85), Hazard; De Bruyne, Witsel; Vanaken, Origi (Vanzeir, m.59) y De Ketelaere (Saelemaekers, m.58).

Goles: 0-1. De Bruyne, m.12 y 1-1. Moore, m.32.

Árbitro: Artur Soares Dias (POR) amonestó a Morrell (m.34) y Moore (m.80) por parte de los locales y a Hazard (m.71), Saelemaekers (m.75) y Dendoncker (m.82) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la fase de grupos de la clasificación a Catar 2022 disputado en el Cardiff Stadium de Gales.

736448736448